POLET
EL ARROZ ENTRE LAS MANOS

Per Roman Aixendri
Vídeo: Andrei Moldovan



La mano sujetando la hoz, una mirada pícara y el espíritu despierto de alguien como Huckleberry Finn. Josep Polet entra en el agua y se agacha para acariciar el arroz segundos antes de segarlo. Alguna rana chapotea por el agua de este arrozal que mantiene un ecosistema armónico. La sinfonía de la siega empieza a desplegarse con unas gaviotas mirando desde el cielo.

Mientras recoge el arroz y hace fardos con él rememora la infancia. Un cangrejo saca la cabeza y una bocanada de recuerdos impregna el paisaje. Su mano bordea el horizonte mientras explica que el Delta del Ebro le ha dado todo lo que él ha necesitado y que él sólo ha necesitado lo que se ha ido encontrando y lo que la naturaleza le ha querido regalar. Poca cosa, más que suficiente.

Allá en el fondo la mar respira calma. El trabajo en el campo resulta ser una experiencia vital gracias al barro y al agua , gracias al sol que explota en mil colores cuando se proyecta sobre las espigas. La poesía hace acto de presencia mientras el olor a hierba fresca se destila por el ambiente. Si el Delta le trae caracoles, ranas y carpas, nuestro campesino los recibirá


como una bendición, nunca como una plaga, y los acompañará con verduras de temporada. Una delicia, la olla hierve y los sentidos despiertan.

La ciudad industrial le queda muy lejos al Huckleberry del Ebro, no está por la labor de aislarse del entorno natural, su hábitat. Sale del arrozal y su sonrisa recuerda a Rousseau y a su propuesta de volver a los orígenes, allí donde había un equilibrio entre las necesidades humanas y la búsqueda de un bienestar desacelerado.

Tiempo oportuno. Todo proceso natural tiene un tiempo óptimo que hay que conocer y respetar. La vida moderna, cada vez más rápida, ya no cuece a fuego lento los alimentos ni tampoco espera a que estos maduren para cosecharlos.

El rostro de Polet dibuja paciencia, sus manos también. En breve pelará el arroz “marisma” y lo hará con las manos y un cadufo, pacientemente. Sólo de este modo se conservan las propiedades esenciales de este cereal. Pasa un coche por la carretera, se mantiene la serenidad.

La mano suelta la hoz, toca descansar. El sol se va. Llega la noche. Ahora ya, hasta otra.












Delta Polet
www.deltapolet.com
Delta de l'Ebre
deltapolets@gmail.com
Polet: 606 072 789
Josep: 677 456 224









Más routecru


Illa de Riu

Hotelitos rurales. Casa de pueblo Lo Segador









TRAVEL CULTURE

         



Equipo
Contacto
Contratación
Trabaja con nosotros
Condiciones de uso
Política de privacidad
©rreset 2016